¡Sueños!...

¡Cálidos Sueños!...¡Crudas Realidades!

Comentarios de los lectores




Amparo Sánchez Castillo

Comentó sobre el libro


Un libro hecho para todas las edades, facil de leer y entender. Flor de Azucena comparte sus vivencias, soledad, miedo, tristeza, amor, etc y nos lleva de la mano a travez de este libro a lugares de su querida Cora Cora. Me identifico mucho con los primeros capitulos de este bonito ejemplar. Leerlo revivió en mi, momentos de nostalgia, alegria y añoranza. Felicitaciones a la autora por este primer libro, y desearle que los proximos sean tambien tan bonitos como este.




Ruben Pachas

Comentó sobre el libro


Dicen que cada uno escribe las paginas de su vida día a día y aqui tenemos un ejemplo de lo que es llevar nuestras vidas a la literatura, que nos muestra esta vez una educadora de profesión y Flor De Azucena con mucho tino para poder contar cada parte de su vida hecha una obra en un libro. Esta historia me lleva a poder recoger algunos pasajes de mi vida y poder decir el mundo es igual para todos, los problemas de las sociedades a pesar del tiempo nuncan cambian, persisten y se transiten como una cultura de generación en generación y asi seguimos adelante.


Clara muestra de que el siempre nos chocamos con otras realidades, pensamos que algunos lugares son mejores que otros y no es asi, pensamos que algunas personas son un poquito de los que podamos inmginarnos y no es asi, pero gracias a Flor De Azucena que nos ayuda a poder comprender la naturaleza del ser humano y de como puede actuar en situciones diferentes partiendo de lo general a lo personal. Un lindo libro con mucho mensaje educativo y social.




Monica Villavicencio

Comentó sobre el libro


Estimada Flor de Azucena:


Felicitaciones por tu primer libro y espero que sea el primero de muchos más. Me he entretenido leyendo tu libro con las aventuras y eventos que forman parte de tu vida, las has descrito bastante detalladas, se me hizo fácil imaginarme esas escenas a medida que seguia leyendo el libro. Uno de los temas que tocas al principio de tu libro, es la depresión en niñas adolescentes. Los padres ocupados en miles de cosas no nos damos cuenta en su momento y muchas veces cuando lo hacemos es demasiado tarde. Felizmente en tu caso no fue así.


También me llamo mucho la atención todo lo que tienen que pasar las niñas que vienen de provincia a la capital. Estoy deacuerdo contigo en repudiar y criticar la soberbia y altanería de tanta gente que cree ser mejor que otras. Como mucha gente de la capital que cree ser mejor que la gente del interior de nuestro país. En conclusión tu libro tiene muchos mensajes y temas importantes de nuestra sociedad. Sinceramente me he sentido identificada con varios de ellos. Te felicito porque has hecho un buen trabajo. Sigue persiguiendo tus sueños y esperaré tu siguiente publicación.


Saludos y cariños. Monica Villavicencio




Susana Crespo  Legovich

Comentó sobre el libro


Querida Flor de Azucena


Primero que nada Feliz Año Nuevo, que tus triunfos continúen para que tu inspiración siga tocando a los lectores que te seguiremos en tu trayectoria como escritora. 


Se de ti por medio de la página Juanalarquina en Facebook, ya que soy ex-alumna del colegio.  Estoy muy interesada en leer tu primer libro y te agradecería la información de como conseguirlo. 


Yo vivo en Nueva York desde 1973, y después de 43 años visité Juana Alarco por primera vez este Junio pasado, imagínate mi experiencia de ver a algunas de mis compañeras por primera vez desde que nos graduamos. Ser un escritor es una bendición porque puedes expresar en palabras lo que tu corazón te dice. Hubiese querido hacer eso y poder desenlazar todos esos sentimientos que sentí. Y por eso quiero leer tu libro, porque tienes una buena historia que contar y según los comentarios lo relatas tan bien!


Ese gran día de mi visita hablando con una de mis compañeras me dijo que vive en Apurimac, que es de donde ella venía  y le pregunté si había sido duro para ella adaptarse a la vida en Lima en esa época y me dijo, sí, había sido muy duro acostumbrarse. Y me interesó y le pregunté a otras compañeras y la mayoría habían venido de otras provincias. Yo no tenia idea que esas niñas que yo veía tan igual, atravesaban por unos momentos tan cruciales en sus vidas alejadas de lo que sabían y conocían. Y le dije que su experiencia debe haber sido como la mía y la de tantos extranjeros que llegan a los EU, donde se nota a la milla que no se es de acá cuando recién se llega, cuando uno duda si se quiere quedar o nó. Y me dió pena que en esa época no se le daba valor a la cultura peruana en Lima, y no se estaba alerto a todo lo bueno que la diversidad y la riqueza de sus gentes ofrecía.


Gracias por la atención. 


Atentamente, 

Susana




Luis Alfonso Cuadros

Comentó sobre el libro


Antes que nada permíteme saludarte y desearte lo mejor, a ti y a tu linda familia.

Hacía algunas semanas que tenía la intención de escribirte pero con el tiempo que el trabajo distrae de la vida se me hizo un poco complicado. Suelo escribir con facilidad cuando de futilidades se trata pero necesito concentrarme un poquillo cuando escribo cosas más personales.


La misma noche de la presentación de tu libro ¡Sueños!... ¡Cálidos Sueños!... ¡Crudas Realidades!, de regreso a casa, en el micro, empecé a leer con fruición el ejemplar que tuviste la gentileza de obsequiarme, gentileza que, por cierto, agradezco sobremanera.


Me tomó dos días, aprovechando los viajes en micro, leer tu libro. Debo decirte que quedé encantado con su lectura. Como mencionaste, sin las pretensiones de un Premio Nobel, vuelcas en sus páginas algo muy raro de percibir en un escritor. Una parte del alma. Comentándolo con mi esposa le dije que leer tu libro era de alguna manera como conversar un poco contigo. Te habré visto una que otra vez y todo lo más que hemos intercambiado es el saludo, pero luego de leer tu libro es como conocerte un poco y creo que reflejas en sus páginas la bella y positiva persona que eres. Mi esposa comparte mi impresión. Imagino que quienes han tenido el placer de leerte también.


No he podido, no obstante mi perspectiva de varón, dejar de identificarme con muchas de las cosas que plasmas en el libro. Algunos sentimientos, dudas, angustias, alegrías. Fue para mí inevitable la risa al leer algunos pasajes. No pude sustraerme de solidarizarme o de conmoverme y llorar con otros.


No son muy usuales las anotaciones al final de cada relato con las que agradeces a Dios por las experiencias vividas; sin embargo, hace que uno piense también en lo mucho que tiene que agradecer y lo olvida, tal vez porque no aquilatamos la belleza y el valor de nuestra vida y las cosas que en su transcurso nos suceden porque, buenas o no tan buenas, finalmente forman parte de nuestro equipaje.


Creo que tu familia, luego de leerte, tendrá sobradas razones para sentirse orgullosa de ti, como creo que nos sentimos tus paisanos y amistades y quienes, a través de tu obra nos identificamos contigo y te estimamos sinceramente por ello.


Bendiciones para ti, tu esposo, tus hijos y todos los que te aman.


Un abrazo afectuoso


Luis Alfonso (Pocho) Cuadros


PD: Estoy seguro de que quienes te hemos leído esperamos con entusiasmo la segunda parte de “Sueños...” y te alentamos a continuar con esta hermosa aventura de plasmar la vida en las páginas de un libro.




Marinés Medina-Hernández de Salazar

Comentó sobre el libro


Tu libro encierra mucho realismo, es la expresión de una generación, de una comunidad que sufre el desarraigo y el desinterés. Sin embargo, la protagonista a pesar de su corta edad hace frente a las dificultades y logra subsistir en busca de la felicidad. Un crudo testimonio que impacta y de seguro tendrá mucha acogida en todos los seres sensibles y comprometidos con las causas justas. Mereces el mayor de los éxitos.


Bendiciones





Daniel Yupanqui Aznarán

Comentó sobre el libro


Hay tres ejes fundamentales sobre los cuales gira esta novela: la autenticidad, la comunicación y el amor a la vida. Vemos autenticidad en ese acto de la protagonista de presentarse tal cual es, con sus aciertos y errores; nos percatamos del drama que supone la escasa comunicación, que genera barreras y distanciamiento, pero también, más allá de eso, está la decisión de seguir apostando por cada momento que nos da la vida. Es una actitud de rescate constante, y que la autora lo ha sabido plasmar muy bien.


Gracias por este libro, estimada Flor De Azucena. Con la lectura de estas páginas nos dejas cálidos sueños; es cierto, pero también compartes la tarea de cocinar esa cruda realidad para convertirla en alimento que nutra nuestro espíritu.


Sigue adelante


Para dejar un comentario por favor pongase en contacto con el autor haciendo clic aqui o envia tu mensaje a suenoscscr@comcast.net



Follow @FlordeAzucenaM

Sigueme en FaceBook picture of the author picture of Ampero Sanches Castillo picture of  Ruben Pachas picture of Monica picture of  Juanalarquinas picture of  Steven Carmody picture of the signing picture of the poster picture of Atondo picture of de Salazar